Esta entrada constituye un complemento al tutorial Cómo preparar un archivo para su conversión de DOC a MOBI y está dedicada a quienes batallan con las imágenes de sus eBooks para Kindle.

En primer lugar, debo advertir que en el caso de las imágenes se notan las limitaciones de la conversión de un archivo de Word al formato MOBI. MS Word no otorga muchas opciones dentro de un documento, sus funciones de edición pueden no convertirse adecuadamente y, al subir el archivo, Amazon KDP altera tanto el tamaño como el formato y la resolución de las imágenes.

De todas formas, explico un modo sencillo de darle la vuelta a las limitaciones para que el resultado final sea el más satisfactorio posible.

Características de las imágenes

Lo que se indica a continuación se refiere a las imágenes en el interior del eBook. Como la portada se sube aparte en Amazon KDP, no hace falta incluirla en el documento.

Las imágenes que sean insertadas en Word deben tener las siguientes características:

  • Formato JPEG. Aunque Amazon también acepta imágenes en los formatos GIF, BMP y PNG, a la hora de la verdad, si se convierte directamente un documento de Word a MOBI vía Amazon KDP, todas las imágenes se transformarán en JPEG, como expliqué en mi entrada anterior. Por lo tanto, recomiendo insertar imágenes en formato JPEG desde el principio. Los demás formatos pueden dar una idea equivocada del resultado final.
  • Resolución de 72 o 96 ppp. Para un libro electrónico no se necesita más e igual Amazon KDP reduce las resoluciones superiores.
  • Máximo de 600 px de ancho y 800 px de altura. Para evitar que quede un gran blanco en la pantalla del lector electrónico antes de la aparición de la imagen, esta no debe pasar de 400 px de alto.

Si se cumplen las tres condiciones anteriores, la imagen tendrá mucho menos de 1 MB, lo cual es muy positivo. Las imágenes que superan ese tamaño pueden no convertirse y, cuando eso sucede, se muestra en su lugar una equis roja dentro de un cuadro blanco.

imagen no convertida en el Kindle Previewer

Así queda una imagen que no pudo ser convertida por Amazon KDP

Evidentemente, al reducir la resolución de una foto de 300 ppp, su calidad va a sufrir, pero insertarla en Word en su tamaño original no es una solución porque con la conversión Amazon KDP siempre la va a comprimir, así que resulta preferible tener control de la imagen y una perspectiva realista de su posible visualización en el Kindle desde que se prepare el archivo.

Cómo insertar imágenes en Word

Se ubica el cursor en una línea vacía, sin sangría ni tabuladores, cuyo estilo indique interlineado sencillo y alineación centrada.

Se coloca Insertar > Imágenes. Luego, se busca la imagen deseada y se presiona Insertar.

cómo insertar imágenes en WordSi se está trabajando con un archivo de extensión .doc: cuando la imagen aparezca en el documento, se le da clic con el botón derecho y en el menú se selecciona Formato de imagen.

cómo insertar imágenes en docEn la nueva ventana, se ubica la ficha Diseño y se comprueba que esté marcado el estilo de ajuste En línea con el texto.

estilo de ajuste En línea con el textoDentro de la ficha Tamaño, en la sección Escala, se desactiva la casilla Bloquear relación de aspecto y se hace clic en Restablecer. A continuación, la imagen tendrá una escala de 100 % de ancho y 100 % de alto, es decir, estará en sus dimensiones originales. Entonces, se presiona Aceptar. Este paso es muy importante para una adecuada visualización de la imagen en el Kindle.

tamaño de imagen y escalaSi se está trabajando con un archivo de extensión .docx: se accede a los mismos comandos en Herramientas de imagen, ficha Formato. Dentro del grupo Tamaño, se selecciona el botón para iniciar cuadros de diálogo. En la siguiente ventana, ficha Ajuste del texto, se revisa que la imagen esté En línea con el texto. En la ficha Tamaño, sección Escala, se puede desactivar Bloquear relación de aspecto y luego hacer clic en Restablecer y Aceptar.

cómo insertar imágenes en docx

Orientaciones acerca del tamaño de las imágenes

Una vez que la imagen se haya insertado en su tamaño original, le queda al autor decidir si ese tamaño está bien o no. Debe tenerse en cuenta que las imágenes tenderán a verse más pequeñas en las tabletas Fire, sobre todo en la de 8,9″, y más grandes en los Kindle de tinta electrónica.

Para las imágenes horizontales (más anchas que largas), recomiendo el ancho de 600 px, con lo cual abarcarán todo el margen de los lectores Kindle de 6″ y quedarán en proporciones adecuadas en las tabletas Fire, aunque parezcan grandes y exageradas en el documento original. No importa que se salgan de los márgenes de la página en Word, ya que ese criterio no es relevante para las imágenes, pero sus dimensiones en píxeles sí importan.

A continuación, puede verse el resultado en el Kindle Previewer de una foto en formato JPEG de 600 x 399 px, 96 ppp y 241 KB insertada en Word (hacer clic para aumentar).

 

Para las imágenes verticales (más altas que anchas) y cuadradas, dependiendo del propósito (encabezado decorativo, foto de autor, logo), el autor puede ponerle el tamaño que más le guste en el documento de Word. Quizás necesite un poco de ensayo y error y comprobar los resultados en el Kindle Previewer antes de dar con la medida ideal.

Por ejemplo, la siguiente foto tiene 225 x 300 px, 96 ppp y 82,1 KB.

 

En cualquier caso, no se puede permitir que Word reajuste las imágenes grandes ni debemos aumentar las pequeñas porque aparecerán pixeladas. Tampoco deben cambiarse manualmente las dimensiones dentro de Word.

Si una imagen es muy grande, debe reducírsele el tamaño en un programa editor de imágenes y luego volverse a insertar en Word. Si es muy pequeña, conviene buscar una imagen de mayores dimensiones o resignarse a la que se tiene disponible. Otra opción consiste en remuestrear la imagen en Photoshop u otro programa avanzado, pero esto no siempre da buenos resultados, ya que la calidad inevitablemente va a disminuir.

Otras recomendaciones

  • Toda edición de imagen debe realizarse fuera de Word: cambio de resolución, ajuste de brillo y contraste, recorte, agrupación de figuras y gráficos, inserción de bloques de texto, aplicación de bordes. Aunque Word cuenta con herramientas para ello, algunas no se convierten bien (como la selección de un color transparente) o dejan que desear (como la compresión, que reduce demasiado la calidad). Los programas editores de imágenes (Photoshop, GIMP, Paint.NET, entre otros) le dan más opciones y más control al autor.
  • Si a la imagen se le coloca leyenda, hay que aplicarle a esta un estilo que la distinga del cuerpo del libro; por ejemplo, una fuente 1 o 2 puntos menor y cursivas. En textos de no ficción, con abundantes imágenes, conviene numerarlas además e incluir en una sección final la lista correspondiente. Por las características del texto fluido, es posible que la leyenda y la imagen queden en pantallas separadas del Kindle, así que en ciertos casos puede ser mejor prescindir de la leyenda e introducir de qué se trata la imagen dentro del párrafo anterior.
  • Para revisar el eBook ya convertido a MOBI, es necesario abrirlo en el programa Kindle Previewer, que permite comparar la visualización en varios dispositivos. También recomiendo pasar el archivo a un Kindle o una tableta con la aplicación, ya que la ventana del Previewer es muy pequeña como para detallar la calidad de las imágenes.

Al maquetar eBooks para Kindle, es posible ajustar la imagen a la pantalla de los diferentes lectores electrónicos, pero no en una conversión directa desde Word. Quienes deseen un mayor control de visualización y formatos, así como imágenes transparentes, deberán optar por otro método de edición más avanzado, en vez del descrito en esta entrada.

Por lo pronto, esto es lo mejor que se puede lograr al subir y convertir un documento de MS Word con Amazon KDP. Quienes tengan pocas imágenes en sus libros podrán conseguir resultados satisfactorios de este modo. ¿Les ha quedado alguna duda sobre cómo insertar imágenes en Word? En ese caso, los invito a escribir sus comentarios.