ISBN Diccionario de latinismos

El ISBN de mi Diccionario de latinismos en el español de Venezuela (Los Libros de El Nacional, 2005)

En la entrada anterior, se explicó qué es el ISBN, dónde se consigue y la diferencia entre los códigos gratuitos de las empresas de autoedición y los de pago solicitados directamente por el autor. Esta información no responde del todo la pregunta que cada persona que tome en sus manos la tarea de publicar se hace dependiendo de su proyecto: ¿necesito un ISBN para mi libro? Para saber si a un autor le hace falta uno o más códigos de ISBN para su publicación o si puede usar uno existente, tomaré distintos casos en consideración (algunos de ellos pueden solaparse):

Caso n.º 1. La segunda edición de un libro

Si se trata de una reimpresión, no hace falta sacar un nuevo ISBN, aunque se haya cambiado la portada y se haya hecho corrección de erratas porque el texto es el mismo.

Si se trata de una edición ampliada y con cambios sustanciales de contenido, sí requiere un nuevo ISBN, más aún si la edición previa sigue de algún modo en circulación.

Caso n.º 2. La versión electrónica de un libro previamente publicado en papel

Un autor ha publicado su libro en papel y ahora quiere lanzar una versión electrónica. Dicha versión no puede llevar el mismo ISBN que la impresa. La siguiente pregunta es: ¿entonces debo comprar un ISBN para mi eBook? Siga leyendo.

Caso n.º 3. El mismo libro en diferentes versiones y formatos

Un autor desea publicar un libro en diferentes formatos impresos y electrónicos. Para distintas versiones se requieren diferentes ISBN, pero eso no quiere decir necesariamente que el autor tenga que acudir a la agencia del ISBN con el fin de adquirir un código para cada formato. En Amazon KDP es opcional y, si el autor no lo provee, se coloca únicamente el ASIN (Amazon Standard Identification Number). Quien solo quiera imprimir y distribuir un libro impreso por CreateSpace puede usar su ISBN gratuito sin inconvenientes (véase el artículo anterior para un ejemplo de publicación sin gastar en ISBN). Si algún día el autor descubre que la impresión bajo demanda con esa compañía no le gusta y quiere sacar otra edición, siempre puede adquirir un ISBN propio para ese libro como segunda edición.

Caso n.º 4. El editor independiente

Una persona quiere editar sus propios libros y está abierta a la posibilidad de publicar los de otros autores como empresa editorial. En ese caso, sí es conveniente comprar sus propios ISBN, independientemente del formato en el que esté publicando libros, y le saldrá mejor hacerlo en lote.

Caso n.º 5. El autor previamente publicado por una editorial tradicional que quiere reeditar el libro por su cuenta

Después de que una editorial publicara su libro, el autor tuvo problemas con ella o quizás se trataba de una pequeña editorial que cerró. Entonces, al recuperar sus derechos, el autor decide volver a sacar el libro por su cuenta. ¿Puede usar el ISBN que esa editorial le asignó? No. En ese código está identificada la editorial en cuestión. Hay que buscar otro ISBN.

Caso n.º 6. La publicación privada, gratuita o de distribución restringida

Un eBook gratis para los suscriptores de una lista de correo, uno de pago que se venda por el blog del autor, un libro de fotos, una historia familiar para dársela de regalo a la abuela, el proyecto escolar de nuestro sobrino adolescente… Nada de esto necesita ISBN porque dichas publicaciones han sido concebidas para ser ofrecidas de manera gratuita y se venden y distribuyen en círculos restringidos. Puede ver una lista de las publicaciones que no requieren ISBN aquí.

Caso n.º 7. El autor (aún) inédito

Se trata de una persona que ha escrito su primer libro y desea publicarlo. No está muy segura de dónde o cómo publicar. Desea invertir la menor cantidad de dinero posible y arriesgar poco. Aquí recomiendo las opciones gratuitas de ISBN. Revise también mi serie “Cuánto cuesta publicar un libro gratis”.

Caso n.º 8. El autor que quiere mantener su autopublicación en secreto

Este es el caso del autor que soñaba con firmar un contrato editorial. Como no se le dio, ha decidido probar por su cuenta, pero no se enorgullece de ello y su aspiración sigue siendo la publicación tradicional. Entonces, se pregunta si sacando su propio ISBN podrá ocultar su estatus de autopublicado, que quedaría al descubierto con las alternativas gratuitas.

Comprar un ISBN por esta causa es un autoengaño y no soluciona el problema (que más bien tiene que ver con un choque entre las aspiraciones del escritor, lo que percibe como posibilidad realista y su concepto de la autopublicación). La base de datos del ISBN en España deja claro quiénes son autores-editores y quiénes son editoriales. Tener varios dígitos en el tercer grupo del ISBN ya da ciertos indicios. En el medio, se sabe quién es autopublicado o coeditado y cuáles son las grandes editoriales.

Caso n.º 9. El libro desechado

Un autor se autopublicó y pagó por un ISBN, pero la edición salió mal, tuvo una distribución escasa y no se vendió casi nada. Al autor ya no le parece que su libro tuviera suficiente calidad y en verdad prefiere sacarlo de los anales de su historia. Ahora se pregunta si puede usar ese mismo ISBN para un nuevo título. Lamentablemente, no. Una vez que un ISBN sea asignado a un libro no puede usarse para otro.

Caso n.º 10. El cambio de servicio de impresión o publicación

El autor publicó su libro con una empresa de autoedición. No quedó satisfecho, pagó por un ISBN o recibió uno gratuito, y ahora quiere reimprimir el libro en otra plataforma. ¿Puede usar ese mismo ISBN? No. Al igual que en el caso n.º 5, si compró el libro a través de otra plataforma que no sea la agencia del ISBN local, ese código tendrá como nombre al editor de esa plataforma.

Supongamos que un autor optó por la impresión bajo demanda en CreateSpace, usó el ISBN gratuito, no le gustó la experiencia y quiere retirar su libro y volverlo a publicar en Lulu o en Bubok. No puede usar el ISBN gratis de CreateSpace, como se explicó en el artículo previo sobre el tema. Pero, si en vez de usar el código gratuito, el autor hubiera comprado su propio ISBN a la agencia local, sí podría volver a emplear ese ISBN, asumiendo que no hubiera ningún cambio de contenido entre la versión de Lulu, CreateSpace y Bubok (cf. caso n.º 1).

A modo de conclusión

  • Haber comprado nuestro propio ISBN no significa que nuestro libro tenga más calidad o prestigio que uno que aparezca registrado con Bubok, CreateSpace u otro servicio de autopublicación. Simplemente el ISBN propio otorga más control, más independencia y más posibilidad de acción con ese libro.
  • Al lector promedio no le importa la presencia, ausencia o características del ISBN y no va a comprar o dejar de comprar un libro por eso. No obstante, el ISBN puede ejercer una influencia en el canal de venta o distribución, con lo cual se puede llegar a más lectores potenciales.
  • Es posible que las grandes librerías y las distribuidoras nacionales, así como los libreros locales, no acepten vender o distribuir libros que no tengan un ISBN propio, pero esto pudiera deberse más al carácter de autopublicado que al ISBN en sí. Si le interesa acceder a ese tipo de canales de venta, consulte directamente las condiciones y los requisitos con las empresas y librerías en cuestión antes de decidirse por un servicio de publicación o salir a comprar su propio código.
  • El único organismo que garantiza un ISBN sobre el cual tengamos control es la agencia del ISBN local. Si usted le está pagando a otra compañía (de autopublicación, impresión bajo demanda, servicios editoriales o similar) por un ISBN para su libro, puede tener la certeza de que usted no va a aparecer como editor de ese libro, sino la empresa a la que le está pagando porque es la que realizó el trámite de solicitud. Esto quiere decir que un autor pudo haber desembolsado lo mismo que si hubiera ido por su cuenta y no tener control sobre su ISBN.
  • Si ha publicado un libro en España y no está seguro acerca de su registro, consulte la base de datos de libros editados en España por ISBNSi ha publicado en otro país y tiene dudas similares, dirígase a la agencia del ISBN que le corresponde.

Actualmente, tengo en preparación una guía gratuita sobre las plataformas de publicación digital, donde, además de sus ventajas y desventajas, se tratará el tema del ISBN como requisito. Si le interesa ser notificado del lanzamiento de esta publicación, suscríbase al boletín de noticias del blog. Si hay algún caso que no haya sido considerado en este artículo, escriba su pregunta o comentario.