cuánto cuesta publicar un libro gratis: Amazon KDP

Imagen de la página inicial de la plataforma Amazon KDP

¿Son confiables esos anuncios de “publica tu libro gratis” que vemos constantemente en Internet? ¿Es gratis de verdad gratis o hay costes escondidos? ¿Pasan todos los caminos de la autopublicación (digital y en papel) por un gran presupuesto o en caso de que el autor no esté dispuesto a rascarse el bolsillo lo “pagará caro” con un libro de baja calidad que solo le granjeará críticas y escasas ventas? Este es el primer artículo de una serie en la que revisaré algunas páginas y servicios que proclaman la publicación de libros gratis. Comienzo con la plataforma más popular de autopublicación digital: Amazon Kindle Direct Publishing o Amazon KDP.

Para publicar un libro electrónico en Amazon KDP hace falta lo siguiente: 1) crear una cuenta en Amazon, 2) tener preparada una imagen de portada en formato JPEG o TIFF, 3) tener el libro en uno de los formatos de archivo aceptados por la plataforma y 4) llenar el formulario correspondiente. El proceso de registrarse en Amazon, cargar la portada y subir el libro es gratis. Una vez culminado dicho proceso, el título aparecerá en la tienda Kindle de Amazon unas doce horas más tarde si está en inglés y unas cuarenta y ocho horas después si está escrito en otra lengua.

Pero…

1.- Una portada profesional cuesta. O cuesta dinero o cuesta trabajo. Dependiendo del diseñador o empresa a la que se encargue la tarea el precio es variable. Si uno se decide por elaborar la portada uno mismo, hay que buscar imágenes, ya sea a través de servicios de pago, páginas que las ofrecen libres de derechos, la contratación de un fotógrafo para que nos haga una buena foto, o tomar la foto uno mismo. Hay gente muy creativa capaz de elaborar portadas con recursos mínimos. Si uno cuenta con conocimientos de programas especializados y habilidad para el diseño, podrá hacer una cubierta en Photoshop e inclusive en PowerPoint o MS Paint.

2.- No es tan fácil maquetar un libro para Amazon. Los resultados profesionales requieren conocimientos de edición digital. Muchos de los formatos ofrecidos por la plataforma KDP no funcionan correctamente a la hora de la verdad. Olvídense, por ejemplo, del PDF, que no va a quedar bien. La mejor opción es montar el libro en HTML, ePub o mobi, y revisarlo en el Kindle Previewer (de descarga gratuita) antes de subirlo a Amazon. Además, hay que cuidarse de no caer en los errores frecuentes. Si trabajamos con tablas e imágenes podemos tener problemas. Amazon KDP no acepta eBooks que contengan audio o video, ni archivos que pasen de 50 MB.

3.- Amazon no proporciona ISBN para el libro, sino un número de identificación propio conocido como Amazon Standard Identification Number o ASIN. Atención: quienes tengan una versión impresa del libro no pueden usar el mismo ISBN para el electrónico. Si quieren sacarle uno al eBook, tendrán que acudir a la agencia del ISBN en su país, que dará el número si uno paga la tasa correspondiente. En Suiza, por ejemplo, el trámite de solicitud cuesta 115 francos (sin contar impuestos); en España, 45 euros. En algunos países, como Canadá, es posible obtener un ISBN gratis. Para quienes solo piensen distribuir su libro electrónico en Amazon (como los adscritos al programa KDP Select) esto no será ningún problema, pero para venderlo en otras plataformas y en diferentes formatos sí podría hacer falta un ISBN.

4.- Amazon cobra una tarifa de gastos de envío (delivery fee) de 0,15 dólares por cada megabyte de tamaño del archivo cada vez que este se venda. Esto hay que descontarlo de los royalties del autor y tomarlo en cuenta a la hora de ponerle el precio al libro porque, de lo contrario, su venta podría resultar muy poco rentable. Este tema tiene más que ver con los royalties que con la publicación en sí, pero el momento de subir el libro es fundamental en este punto porque, aparentemente, los programas de conversión de Amazon (si no se carga el eBook en formato mobi) tienden a aumentar el tamaño del archivo. El cobro por gastos de envío se realiza cuando el autor se decide por el porcentaje de royalties de 70%, no si elige el de 35%.

Entonces, publicar un libro en Amazon KDP es verdaderamente gratis si…

1.- El diseño de portada lo hace uno mismo con una imagen propia o libre de derechos. También si alguien está dispuesto a diseñarnos una portada sin cobrar.

2.- Uno mismo maqueta su eBook o es ayudado por alguien a quien no haya que pagarle por ello.

3.- Lleva solo el ASIN, en lugar del ISBN (en caso de que uno no viva en un país cuya agencia de ISBN otorgue un número gratuito).

4.- El tamaño del archivo no es tan grande como para que su distribución vía Amazon no resulte rentable.

En pocas palabras, para una persona muy hábil en diseño de portadas y edición de libros electrónicos (o, por el contrario, para una persona nada perfeccionista y poco exigente con el resultado final, que haga una portada de cualquier modo y se limite a subir su archivo en Word sin importar que le queden errores) será muy fácil y poco “costoso” publicar un libro gratis a través de Amazon KDP.

Próximo artículo de la serie:

Ver serie completa