Colocar imágenes en los libros electrónicos destinados al Kindle puede convertirse en un dolor de cabeza para los autores que editan sus propios archivos. No es raro que en las primeras pruebas de conversión encuentren sus imágenes descolocadas, desaparecidas, extremadamente reducidas y de inferior calidad a los originales insertados en Word. Por su parte, quienes planean publicar eBooks con gran contenido visual se preguntan: ¿cuáles son los formatos aceptados?, ¿qué características debe tener la imagen?, ¿cómo agregarla?, ¿en qué medida su tamaño afecta el resultado final del eBook?, ¿cómo maquetar los libros con numerosas imágenes?

Como el tema es amplio y he recibido más de una pregunta al respecto por parte de los suscriptores de este blog, he decidido dedicarle dos entradas. Antes de pasar a mis recomendaciones, debemos entender las diferentes dimensiones del problema de las imágenes en los eBooks para Kindle.

En los lectores electrónicos

Los dispositivos Kindle de tinta electrónica y el Kindle Paperwhite reproducen imágenes en 16 niveles de grises. Esto representa una gran diferencia de calidad con respecto a los 256 niveles de grises de un archivo JPEG, así que no hay esperanza de que las fotos a todo color y de excelente calidad se vean óptimas en estos lectores electrónicos, que poseen una resolución entre 167 y 212 ppp.

Kindle en escala de grises

Imagen JPEG en escala de grises (Clic para aumentar)

Kindle en 16 grises

La misma imagen con 16 niveles de grises. Nótese la diferencia de calidad.

Las aplicaciones de lectura Kindle (para iPad, iPhone, Android, Windows y Mac) reproducen colores. Por supuesto, si una imagen está originalmente en escala de grises aparecerá de este modo. La resolución depende de la pantalla del equipo donde se haya instalado la aplicación.

Las tabletas Kindle Fire también reproducen las imágenes en color. Sus tamaños de pantalla de alta definición abarcan entre 6 y 8,9 pulgadas, con resoluciones entre 1280 x 800 (216 ppp) y 2560 x 1600 (339 ppp).

Es importante tener esto en cuenta porque la resolución de la pantalla afecta la visualización de la imagen. A mayor resolución, más pequeños los píxeles y más pequeña aparecerá la imagen, a menos que esta se ajuste en formas avanzadas de edición. Si la pantalla tiene además una mayor densidad de píxeles (lo que se establece en píxeles por pulgada o ppp; en inglés, pixels per inch o ppi), entonces se necesitan más píxeles para cubrir su espacio. La resolución original de la imagen en puntos por pulgada (en inglés, dots per inch o dpi [1]) no ejerce influencia en este sentido, sino las dimensiones en píxeles (apartando el hecho de que la conversión de Amazon baja automáticamente la resolución, como explico más adelante).

Por consiguiente, una imagen que se ve grande en un Kindle de tinta electrónica puede aparecer muy pequeña en las tabletas Fire. Entonces, las imágenes destinadas a eBooks para Kindle deberán tener suficientes píxeles como para ser reproducidas en un tamaño adecuado en las pantallas de mayor resolución, pero no tantos como para aparecer gigantes en las de menor resolución.

Para los autores

Desde el principio, los autores deben asegurarse de poseer los derechos de uso de las imágenes (tanto las de portada como las del interior del libro), pero esto no solo se aplica a los eBooks para Kindle, sino a cualquier tipo de publicación impresa o electrónica, incluyendo blogs.

Cuantas más imágenes contenga un archivo que vaya a ser subido a Amazon KDP, más tamaño tendrá ese archivo. Además de la cantidad de imágenes, la resolución de estas, sus dimensiones en píxeles y su formato influyen en dicho tamaño. Amazon KDP acepta archivos DOC, DOCX, MOBI, ePub, HTML y PDF con un máximo de 650 MB e imágenes individuales de máximo 5 MB. Para quienes quieran colocar imágenes pesadas esto no suena mal, pero sigan leyendo.

Si un autor selecciona la opción de 70 % de regalías (para precios entre 2,99 $ y 9,99 $), Amazon aplicará sus llamados costos de envío (0,15 $ por MB) por cada descarga que se venda del eBook. Para no pagar esos gastos, el autor tendría que decantarse por la opción del 35 % de regalías, con lo cual se reduce la capacidad de ganancia con la venta del libro. La información acerca de las regalías concretas para los eBooks que se suben a Amazon KDP se establece claramente en una tabla disponible después de cargar el archivo en el paso 2 (Derechos & precios), que detalla las cantidades que el autor recibirá por las ventas en cada tienda Amazon.

En caso de optar por las regalías del 35 %, se aplican otras restricciones: únicamente se puede establecer el precio mínimo de 0,99 $ si el eBook tiene menos de 3 MB. Para los que tengan más de 3 MB y menos de 10 MB, el precio mínimo debe ser 1,99 $ y, para los que superen 10 MB, 2,99 $.

Todas estas consideraciones relativas al tamaño se basan en un cálculo que KDP realiza tras la conversión. Al final de la tabla de precios, se indica una cifra que no se corresponde ni con el MOBI resultante ni con el archivo original. Presumo que se trata del texto y las imágenes comprimidas, dejando de lado la portada.

Veamos cómo funciona este sistema en el ejemplo de un documento de Word (DOC) de 43,8 MB que subí a KDP. El MOBI descargado para la vista previa tenía 16,6 MB. Cuando avancé al paso 2, se me indicó que el tamaño después de la conversión era de 4,96 MB. Los costos de envío suman 0,74 $ en Amazon.com al seleccionar 70 % de regalías y colocar un precio de 2,99 $. Si este eBook se publicara y se vendieran mil descargas, yo estaría perdiendo nada menos que 740 $ por este concepto.

Tabla de royalties en Amazon KDPSi elijo el 35 %, no se me permite colocar un precio inferior a 1,99 $ porque el tamaño del archivo está entre 3 y 10 MB.

Restricciones en la opción de royalties del 35 %En síntesis, a pesar del amplio margen que nos da Amazon KDP, conviene mantener a raya el tamaño de los eBooks para Kindle, con el fin de obtener las mayores regalías posibles y prevenir las limitaciones en el rango de precios.

Los formatos de imagen

Cuando un autor convierte un archivo (independientemente del formato fuente) a MOBI por medio del software de Amazon (al subir dicho archivo a KDP, usar el complemento Kindle de InDesign, el programa Send to Kindle, Kindle Previewer o KindleGen con la línea de comando), se realiza una compresión y conversión de las imágenes insertadas en el documento original. En qué medida hay reducción y conversión de las imágenes depende del método exacto de conversión, del archivo fuente y del formato de las imágenes insertadas.

En eBooks para Kindle los formatos aceptados son los siguientes:

  • JPEG (Joint Photographic Experts Group). Se emplea con mucha frecuencia en fotografía digital y permite diferentes niveles de compresión (con la consiguiente reducción de calidad).
  • GIF (Graphics Interchange Format). Por su limitada paleta de colores (máximo 256) este formato no es adecuado para fotografía, pero sí para logos, gráficos e imágenes que constan de líneas sobre fondo de un color. Amazon lo recomienda para quienes insertan imágenes representando tablas. Se puede seleccionar un color transparente.
  • PNG (Portable Network Graphics). Formato comprimido sin pérdida de información. Da más detalle y nitidez que el JPEG, sobre todo cuando la imagen contiene texto, y permite transparencia de hasta 256 niveles, pero Amazon carece de soporte para esta característica.
  • BMP (Bitmap). Formato no comprimido que puede alcanzar un gran tamaño cuando guarda imágenes de 24 bits (con 16777216 colores).
  • SVG (Scalable Vector Graphics). Imagen vectorial que puede ajustarse a cualquier escala sin sacrificar calidad (a diferencia de los formatos anteriores, que son mapas de bits; en estos se notan los píxeles cuando se aumenta la imagen).

Para la portada, Amazon pide un archivo TIFF (Tagged Image File Format) o JPEG de mínimo 1000 px en el lado más largo.

La conversión y compresión de las imágenes en eBooks para Kindle

Como si no estuviéramos suficientemente abrumados después de tantas especificaciones, una mirada más atenta a los MOBI resultantes de la conversión de KDP nos permite descubrir que una cosa es lo que Amazon acepta en un archivo y otra lo que hace con él. Después de numerosas pruebas, esto es lo que he sacado en claro:

  • La conversión de documentos de Word (DOC/DOCX) a MOBI vía Amazon KDP transforma las imágenes en los formatos GIF, BMP y PNG a JPEG.
  • Un archivo SVG no puede ser insertado como tal en Word, pero sí puede añadirse a un ePub editado en HTML. De todas formas, únicamente los dispositivos Kindle Fire y Paperwhite tienen soporte para SVG. Los lectores Kindle que trabajan con el formato MOBI 7 no muestran la imagen en lo absoluto.
  • GIF es el único formato con transparencia que puede reproducirse en cualquier lector Kindle, pero desde Word solo es reconocido por Amazon si se guarda el documento como HTML filtrado (sin permitir PNG como formato de gráficos en Herramientas > Opciones web) y se sube a KDP en un ZIP el archivo .htm resultante junto con la carpeta de imágenes generada.
  • Un ePub que contenga imágenes en formato BMP no pasa la validación del IDPF. Dichas imágenes no se ven en algunos lectores de ePub, pero sí son aceptadas por Amazon y se reproducen en los eBooks para Kindle.
  • Al armar un ePub en HTML y convertirlo a MOBI con KindleGen, BMP se convierte a JPEG, a menos que sea de 8 bits o menos y con un tamaño inferior a 127 KB (en cuyo caso, se mantiene igual). PNG pasa a JPEG (con excepción del PNG de 8 bits, que se transforma a GIF) y, si tiene transparencia, la pierde.
  • Todas las imágenes mayores de 127 KB reducen su tamaño de modo que no superen este máximo (que por mucho tiempo fue el límite recomendado por Amazon). Aunque se inserten imágenes con resolución de 300 ppp, siempre van a terminar de 96 o 72 ppp (las resoluciones por defecto en Windows y Mac, respectivamente).

Resumiendo: en eBooks para Kindle solamente vale la pena trabajar con imágenes que estén en los formatos JPEG o GIF. BMP y PNG no van a quedar igual porque se convierten y con ello se pierde la ventaja que suponen en calidad (por ejemplo, el PNG para capturas de pantalla). Los BMP de 8 bits o menos pueden guardarse sin problemas como GIF, con lo cual reducen en gran medida su tamaño. Mientras la implementación de SVG no se haya generalizado en los lectores electrónicos es preferible abstenerse de emplear este formato, que aun en los métodos de edición avanzada tiene su truco.

Conclusión

Por sus limitaciones en el tamaño del archivo, sus costos de envío, su complicada conversión y su diferente visualización en los lectores electrónicos, Amazon KDP no es la plataforma ideal para publicar libros que contengan muchas imágenes. En comparación, iBooks y Google Play dan un mayor margen de tamaño (2 GB para el eBook completo) y esto no ejerce influencia en las regalías. Además, si un autor cuenta con numerosas imágenes de buena calidad, valdrá la pena considerar la publicación en papel.

De todos modos, quienes quieran publicar sus libros con imágenes en Amazon no tienen por qué tirar la toalla. En la próxima entrada, indicaré cómo insertarlas en Word, daré mis recomendaciones de edición y explicaré cómo se puede trabajar con las limitaciones mencionadas, para producir un eBook con imágenes que se visualicen adecuadamente en los diferentes lectores Kindle.

________

[1] No deben confundirse píxeles por pulgada con puntos por pulgada, aunque en español suele emplearse la misma abreviatura para ambas medidas. Píxeles por pulgada se refiere a pantallas y puntos por pulgada a impresoras. Esta última es una medida relevante cuando se van a imprimir las imágenes digitales, como se explica en esta entrada de Mariana Eguaras. Véanse los recursos enlazados al final, para mayor información sobre estos conceptos.