¡Ay, el marketing! Pesadilla para algunos autores, diversión para otros, quebradero de cabeza, forma de alcanzar nuestras aspiraciones de ser leídos…

Mucho se ha escrito sobre promoción de libros. Encontramos abundante material lleno de técnicas y acciones, ¿pero qué pasa cuando llega el momento de lanzarse al ruedo, de aplicar lo que nos han recomendado? Con tantas formas de vender libros online y offline, tenemos que aprovechar al máximo nuestros recursos. Estamos obligados a identificar ese 20% de actividades que nos dará el 80% de resultados

Para arrojar luz sobre el tema de lo qué funciona y lo que no, he acudido a ocho autores que admiro y a quienes puedo recomendar. Todos tienen blogs para escritores, han dado opiniones sobre promoción de libros y escriben ficción (algunos, no ficción también). Les pregunté cuál era la estrategia de marketing que mayores resultados les había dado y cuál no les había servido para nada o casi nada. Aquí están sus respuestas (en orden de recepción):

1. David Olier

David OlierDavid Olier se afianzaba desde hacía tiempo en la blogosfera con El Rincón de Cabal antes de sacar a la luz su colección de relatos La imaginación también muerde. Ciencia ficción, terror, fantasía y suspense se combinan en su libro y en su blog.

Cuando publiqué mi libro de relatos en Amazon realicé varias campañas simultáneas, todas ellas sobre una versión gratuita del mismo. Los resultados de esas promociones gratuitas son varios órdenes de magnitud superiores a los que conseguí con la versión de pago. Así que mi primera conclusión es que la promoción de un autor novel sobre un libro gratuito tiene mucho más peso que las mismas acciones realizadas sobre un libro de pago.

Dentro de esas acciones de promoción, las redes sociales tuvieron el mayor impacto en cuanto al alcance de sus mensajes. Aunque, a pesar de haber sido miles las personas que vieron mis mensajes de Twitter y Facebook, su conversión (en cuanto al click a Amazon, no a su venta en sí) se limitó a un 3% en la primera y un 6% en la segunda.

Sin embargo, los resultados más positivos llegaron a través del blog y de su lista de distribución. Ambos, con solo varios cientos de visitas, tuvieron una conversión de casi el 30%. El haber construido una landing page para el libro, sumado a la publicación de varios posts relacionados y al anuncio a todos mis suscriptores de la aparición del libro, consiguieron la mayor cantidad de ventas.

Por lo que ese 30% de conversión del blog y el email superan con creces al escaso 4.5% de conversión de las redes sociales. No solo en cuanto al porcentaje en sí, sino también en cuanto a la cantidad de clicks obtenidos en ambos casos (a pesar de la gran diferencia de visualizaciones).

2. Alejandro Capparelli

Alejandro CapparelliEl autor del blog Edición Libro Indie es uruguayo residenciado en España y especialista en comunicación online. Ha publicado un libro de no ficción, Edición Indie. Cómo ser un escritor independiente y una novela corta, Robado. Cuando le formulo la pregunta, decide explicar ambos casos por separado.

Como escribí recientemente en un artículo publicado en mi blog Edición Libro Indie, la estrategia que me ha dado mayores resultados para vender libros es la combinación de contenidos gratuitos de calidad con contenidos de pago con valor agregado y la coherencia temática entre ambos.

Me explico mejor poniendo como ejemplo la promoción de mi libro Edición indie.

En primer lugar es necesario compartir con los lectores contenidos de interés a través de un medio online, como por ejemplo un blog, canal de youtube o red de lectura social como Wattpad. En mi caso, escribo sobre marketing editorial, marca personal para escritores, publicación y promoción independiente de libros.

A través de esos contenidos, los lectores van llegando a mi blog gracias a Google y conociéndome como autor y escritor. Si el contenido les interesa, es importante que se suscriban con su email para recibir nuevos contenidos a través de este medio.

Por lo tanto, la estrategia de contenidos debemos combinarla con una herramienta fundamental: el email marketing. Es importante poder comunicarse con los lectores a través de su email, porque es entonces cuando puedes personalizar el mensaje y además, es el medio a través del cual se genera una relación más cercana que te permite hacerle llegar una oferta de productos o servicios relacionada. Es entonces cuando les puedo hacer llegar una muestra de mi libro. Si les gustan los primeros capítulos, al final tendrán un enlace para comprar la obra completa.

Por otra parte, en el caso de mi novela, no he desarrollado una estrategia de contenidos tan consolidada como en el caso anterior, aunque estoy seguro de que también sería el camino a seguir. Por ello, en este caso, tuve que recurrir a otros medios que también utilizan el email marketing y que ya tienen contacto con esos lectores interesados en obras de la categoría ficción literaria. Por ejemplo, la campaña que realicé con ebrolis, es una de las acciones que me dio mejores resultados.

Sobre lo que menos me ha funcionado, diría que las campañas de publicidad online, aunque tengo que hacer una salvedad muy importante. Probablemente la razón tenga más que ver con un error en la implementación. Creo que la publicidad online es poco efectiva para vender libros de manera directa. Es decir, si tu primer contacto con un potencial lector es a través de publicidad, es muy probable que no tenga el resultado de concretarse en una venta. Si, en cambio, la publicidad está orientada a captar a ese lector como un suscriptor a tus contenidos, y la venta del libro se produce con posterioridad, la campaña será, de manera indirecta, mucho más efectiva.

3. Ana González Duque

Ana González DuqueA esta médica, escritora y booktuber llegué a conocerla por El blog de la doctora Jomeini y su continuación Planes de boda. Además, Ana cuenta con una producción de corte fantástico (Leyendas de la Tierra Límite), un blog dedicado al género (El fogón), y otro que se enfoca, como su título lo indica, en el Marketing online para escritores. Para responderme, distingue entre su experiencia online y offline.

¿Cuál es la estrategia de marketing que mayores resultados te ha dado?

Online: El post WOW (entendiendo aquellos posts en los que el efecto que causas en el lector es ese, precisamente: ¡WOW!). Un ejemplo es el concurso del TOP TEN de blogs para escritores. Por muy poca inversión, dupliqué el tráfico del blog, incrementé en casi 400 personas la lista de suscriptores, y tuve menciones en las redes de todos los principales blogs para escritores. Mi objetivo principal era incrementar la lista de suscriptores, pero salió mejor de lo que yo esperaba.

Offline, siempre hay que ser original. En Navidades, contraté a dos actores para que hicieran de personajes de mis libros y fueran por la librería (una de esas librerías grandes) caracterizados contándole a la gente de qué libro se habían escapado y pidiéndole que le echaran un vistazo. No a todo el mundo, claro, un público concreto que encajara dentro de lo que escribo que es fantasía juvenil. Acabé con todos los ejemplares de Leyendas de la Tierra Límite que había disponibles en una sola tarde.

¿Cuál es la que peor resultado te ha dado?

Online: regalar mi última novela a mis suscriptores. Se la descargaron 300 personas. Mi objetivo era incrementar las reseñas en redes y en Amazon y, a la larga, incrementar las ventas. ¿Qué conseguí? Que a los dos días estuviera pirateada y nada más. No se han incrementado las reseñas. Las ventas van bien, pero no hay diferencias con las ventas del resto de mis novelas con las que no hice esto. Creo que es porque la gente no valora el contenido gratuito de ficción. Era una estrategia que a otros escritores le había ido divinamente, pero en mi caso no ha funcionado.

Offline: La firma de libros de Gigamesh. La gestioné igual que otras firmas fuera de mi ciudad, pero —a pesar de que convoqué gente— no fue la suficiente como para compensar los gastos. Creo que las firmas de libros fuera de la propia ciudad no son en general rentables (porque a los gastos de viaje y desplazamiento unes los tantos por cientos que se lleva librería y distribuidor) y que las haces más para conocer a tus lectores y a los blogueros de la ciudad, que por ganar dinero con ellas.

4. Gabriella Campbell

Gabriella CampbellGabriella nos dedica reflexionados artículos en su espacio Gabriella Literaria, elegido como el mejor blog para escritores en el concurso al que hace referencia Ana González Duque. Tiene un libro de relatos de corte fantástico titulado Lectores aéreos, una novela posapocalíptica (El fin de los sueños, junto con José Antonio Cotrina) y este año ha publicado sus muy recomendables 70 trucos para sacarle brillo a tu novela.

No niego que haya tácticas concretas que me hayan producido buenos resultados (por ejemplo, aparecer en Kindle Flash, aunque eso no dependía de mí). Pero la estrategia en general que mejor me funciona (aparte de la estrategia de contenidos a través de blogging y redes sociales) es tener una lista de correo activa. En lo que se refiere a conversión pura y dura (ventas, eventos, cursos, etc.), es lo más eficiente para mí.

Tampoco hay nada como un buen lanzamiento. Si se coordina bien, es el despegue de un libro. Y cuantos más libros lances, más se acumulan los despegues y las ventas. Parece algo lógico, pero es curiosa la cantidad de gente que dedica años a promocionar un solo libro, su primer libro, y que tira la toalla al ver la escasez de ventas. El público quiere novedades. Quiere tener varias opciones para elegir. Y suele ocurrir que las ventas no empiezan a acumularse hasta que tienes ya unos cuantos libros en el mercado.

Lo que menos me ha servido, en general, han sido las presentaciones de libros y las entrevistas o menciones en medios tradicionales. Me encanta hacer presentaciones para conocer a los lectores y en ese sentido sí que son muy rentables a nivel personal, pero en general no veo que tengan una conversión excepcional a ventas. A no ser que presentes en un bar, claro. Una vez vendí revistas en un bar donde teníamos acuerdo con el dueño de ofrecer alcohol barato a quienes comprasen las revistas. Esa noche vendimos más que nunca, lo que demuestra el poco caso que debéis hacer a la gente que os diga que X funciona e Y no funciona. X e Y van a depender de muchísimos factores (entre ellos, el grado de alcoholización de vuestro público objetivo).

Lo importante, ante todo, es ser flexible. Las tácticas que funcionan para unos no tienen que servir para otros; las tácticas que funcionaban ayer no tienen por qué funcionar hoy. Creo que hay que experimentar e intentar comprender y conocer a tu público. Cuando empiezas a entender qué les hace tilín, solo es cuestión de encontrar el mejor medio para proporcionárselo.

5. Eduardo Archanco

Eduardo ArchancoConocí a este autor gracias a quien fue mi mentor en el mundo del blogging, Franck Scipion. Junto con su hermano Peio, Eduardo administra el blog Ebook Hermanos. Se dio a conocer con El Espectador Digital, es editor de Applesfera y lanzó con éxito su primera novela, El consultor. A mi pregunta sobre las estrategias de marketing responde:

Sin duda la que mejores resultados me ha dado es la preventa o pedido anticipado. Cuando lancé mi novela El Consultor la puse en preventa en iBooks durante cuatro o cinco semanas. Durante este tiempo, promocioné mi novela en mi blog, newsletter, guest posts y entrevistas. En su lanzamiento conseguí llegar al puesto nº 1 de ventas de iBooks durante varios días.

La peor estrategia fue comprar anuncios de LinkedIn. Como la novela trataba sobre mi experiencia en consultoría, dirigí un anuncio a empleados de este sector. Pero fue una equivocación. En LinkedIn no quieres buscar novelas relacionadas con tu trabajo. Para entretenerte está Facebook.

6. Néstor Belda

Néstor BeldaNéstor es corrector, profesor de escritura creativa y cofundador del proyecto editorial Luna Literaria. En su blog explica técnicas narrativas y ofrece cursos para escritores. Ha publicado el libro de relatos Todas son buenas chicas. Me sorprende al no mencionar nada que no le haya funcionado, lo cual atribuye a su razonamiento previo y sus experiencias laborales en el área comercial.

Luego de treinta y ocho años escribiendo, en 2014, decidí publicar. No tenía muchos conocimientos del sector editorial, pero tuve muy claro que recurriría a la autopublicación. Entre sus ventajas —más que razonables—, la que más aprecio es la libertad. Pero, para ser libre, hay que asumir las responsabilidades: La calidad de la edición y la eficacia de la promoción recaerían sobre mis espaldas.

Por aquel entonces, 2014, mi actividad en las redes sociales era inexistente. Ni siquiera tenía un blog. Así que me puse a estudiar y, sobre todo, a razonar. ¿Por qué los lectores se interesarían por el libro de un desconocido? Entonces comprendí que mi presencia en Internet no debía ser una lluvia torrencial de anuncios publicitarios de mi libro, sino más bien un camino que invite a los lectores a entrar en «mi cocina literaria». De allí a comprar el libro hay un paso.

No hay fórmulas mágicas, el camino se llama «estrategia de contenidos». Me fue bien. En poco más de un año vendí 360 de los 400 ejemplares de la tirada, además de las ventas de la versión digital que, si les digo la verdad, no sé cuántos serán. Solo sé que todos los meses aparece una cifra similar en mi cuenta bancaria.

Pero si hay algo en lo que profundicé con especial énfasis fue en la cercanía con el lector. Incluso, muchos de ellos ahora son amigos míos. Tengo una colección de fotografías que más de 150 lectores me enviaron al recibir el libro. Aunque suene paradójico, un escritor no necesita ventas, necesita lectores. Para esto, además de las redes sociales y el blog personal, yo recomiendo el «calor humano» de las presentaciones. Pareceré un tanto antiguo, pero sigo confiando en la edición de papel y en el «boca oreja».

Si mi experiencia pudiera servirte de algo, te recomendaría que no te centres en lo que a ti te interesa, sino en qué puedes ofrecer a tu target de lectores para que se interesen en ti. Y te aseguro que eso no es un bombardeo de «compre compre compre».

7. Ana Bolox

Ana BoloxUn blog que he seguido desde sus inicios es el de Ana Bolox, filóloga inglesa y especialista en novela policíaca, que ha sacado a la luz el primer número de su serie detectivesca Carter & West: Aracne y La muerte viene a cenar. Actualmente, dirige la escuela online de escritores Ateneo Literario.

Me pide Valentina que participe en este artículo colaborativo con la respuesta a una pregunta que nos plantea a todos: ¿Cuál es la estrategia de marketing que mayores resultados te ha dado y cuál no te ha servido para (casi) nada?, así que ahí va mi reflexión.

En cuanto a la segunda parte, si bien es cierto que siempre me he cuidado mucho de hacer spam y he caminado con paso muy medido en las redes sociales, la estrategia de utilizarlas para dar a conocer mi libro es probablemente la táctica que más tiempo y energía me ha hecho perder con respecto a los resultados obtenidos. La lección aprendida  y el consejo (que, si se me pide, doy) en lo que se refiere a este punto es: olvídate de utilizar las RR.SS. para hablar de tu libro directamente. Hazlo sólo si eres un tipo creativo, capaz de presentar el libro de forma llamativa y diferente, sobre todo diferente.

En cuanto a la respuesta de la primera parte, os va a sorprender, ya veréis, porque resulta que ninguna de las dos (no una, sino dos) estrategias con que más ventas he obtenido de mi libro de Carter & West las he ideado ni utilizado yo.

La primera de ellas ha partido de mis lectores que, con sus reseñas dadas a conocer a través de las RR.SS. (sí, sí, en esta ocasión un sí definitivo a las redes sociales), han hecho propaganda de mi libro y han conseguido ventas para mí sin que ello me costara ni un minuto de tiempo, salvo el necesario para darles las gracias.

Y la segunda estrategia (aunque dudo de que podamos darle ese nombre) que más ventas me ha proporcionado ha sido, ¡atención!, el pirateo de Carter & West. Un simple y nada premeditado comentario en Twitter parecido a “¡Anda, si han pirateado mi libro!”* provocó una respuesta en cascada de tuiteros indignados que se comprometieron (y cumplieron) a comprarlo. Y, ¿sabéis?, en el fondo no fue algo que me sorprendiera, sino que se convirtió en la constatación de un hecho del que Gaughran habla en su libro Digitalízate: el de las bondades de la piratería para el escritor y de cómo transformarla en tu aliado.

—<br/ >*Que conste que el comentario no tenía la intención de aprovechar el pirateo en ese sentido, pero la lección que aprendí de este hecho fue que Gaughran tiene razón.

8. Stefania Gil

Stefania GilEsta compatriota venezolana que, al igual que yo, se ha venido a vivir a este lado del charco es una prolífica autora de romántica. Cuenta con toda una serie paranormal, este año está dando a conocer su trilogía Hermanas Collins y en su blog comparte consejos y recursos para escritores.

La estrategia de marketing que más me ha dado resultado es estar presente día tras día en las redes sociales informando a mis lectores sobre mis novedades, libros ya publicados, posts que publico en mi blog, entre otras cosas. Sin embargo, conseguir apoyo de los blogs literarios es algo que no falla. Enviarles una carta de promoción con la próxima publicación, indicándoles que pueden recibir, si lo solicitan, un ejemplar obsequio. Para mí ha sido clave. Te apoyan mucho si los abordas con sinceridad, respeto y sin ningún interés de por medio. Así he logrado buenas reseñas, buenas alianzas y gano más lectores. La estrategia que menos me ha funcionado es: quedarme sentada a esperar que algo pase; o lo que es lo mismo: abandonar las redes sociales por diversos compromisos. Un grave error que toma mucho tiempo enmendar.

9. Valentina Truneanu

Valentina TruneanuAhora es mi turno. Creo que no hace falta que me presente en mi propio blog, pero, por si acaso, se puede saber más sobre mí aquí.

Lo que me ha dado mejores resultados ha sido la campaña de prelanzamiento de mi novela multimedia Fantasía y fuga. Dicha campaña incluía una serie de entradas y la elaboración de dos booktrailers. Para cuando llevé a cabo el plan de marketing, mi blog se titulaba Helvetia Hispánica y estaba dedicado a la literatura y el teatro de habla hispana en Suiza. Esas entradas sobre la novela lograron que, en un momento en que mi blog tenía escasas visitas, pocos seguidores en redes sociales y ninguna lista de correo, hubiera lectores esperando el día de su lanzamiento. Compraron Fantasía y fuga teniendo en cuenta que se vendía exclusivamente en mi página y para entonces su único formato disponible era un PDF interactivo, cuyos contenidos multimedia solo se reproducían en Adobe Reader 10 o posterior. A pesar de los tropiezos, arranqué con buen pie cuando carecía de experiencia y grandes contactos en el medio digital.

Lo que definitivamente no me sirvió y no pienso volver a aplicar es pagar un espacio publicitario en una página web. Seguí todas las recomendaciones para estos casos: web con mucho tráfico, seguidores que parecían corresponderse con mis lectores objetivo, precio que me hubiera permitido obtener un retorno de inversión positivo con una cantidad de ventas razonable. Mi diseñador de portada creó el banner y pedí que enlazaran este a la página de la novela dentro de mi blog, para poder medir los resultados con Google Analytics. El banner estuvo un mes en la barra lateral de la página web en cuestión. Para mí, hubo muchas menos visitas de las que esperaba y no se registró ninguna conversión. Pagué diseño de banner y espacio publicitario para nada, pero hice el intento y logré identificar algo que no me funciona.

Les agradezco mucho a los autores participantes su disposición a compartir estas experiencias. ¿Qué opinan ustedes, los lectores de este blog, al respecto? ¿Con quiénes pueden identificarse? ¿Cuáles estrategias de marketing les han funcionado y cuáles han sido una pérdida de recursos?