Para otoño de 2012, esta era mi situación con respecto a la producción de mi novela romántica Fantasía y fuga: tenía montones de videos grabados con el iPad, catorce piezas de música clásica en formato MP3 y un manuscrito de MS Word, cuyo contenido había revisado y pulido varias veces, pero en el que no había ningún avance hacia un libro electrónico. Mi siguiente paso consistía en elegir los programas informáticos necesarios para maquetar el eBook y editar los archivos multimedia que deseaba incluir.

Edición de audio

La música y los videos debían estar en perfectas condiciones antes de ser integrados a la novela. El formato MP3 de los archivos de audio se presentaba como el más adecuado para un libro electrónico enriquecido por su carácter comprimido. Sin embargo, hacía falta editar dichos archivos. Debía quitar silencios al comienzo y final de las piezas (algunas de las que bajé de Musopen provenían de conciertos en vivo y se oían aplausos), aumentar y bajar volumen (muchas de Musopen tenían un volumen muy bajo, mientras que el “Acuario” de El carnaval de los animales de Saint-Saëns casi me hacía saltar del susto), y también borrar clics y ruidos en el interior de los archivos (otro problema de algunas piezas de Musopen).

Tras unos intentos poco satisfactorios con Audacity, decidí trabajar con Adobe Audition CC, que recomiendo ampliamente para editar audio. Descargué la versión de treinta días de prueba y, acudiendo a tutoriales y programas de ayuda, pude mejorar todo lo que quería. Por supuesto, fue un trabajo paciente, que implicó escuchar varias veces las piezas con sumo cuidado y analizar el espectrograma.

Pieza de Chopin en Adobe Audition

La Fantasía impromptu op. 66 de Chopin desde el programa Adobe Audition

Creación y edición de video

El video también tuvo sus dificultades. Para la edición del material que formaría parte de Fantasía y fuga solo me hacía falta cortar lo que había grabado, labor que hasta los programas más simples realizaban, pero también quise aprovechar para realizar los book trailers: el teaser antes del lanzamiento y el “oficial”, cuando la novela estuviera ya en venta. Como tomé todos los videos con el iPad, quise trabajar con una aplicación para ese dispositivo. La primera que utilicé fue iMovie, en su versión simplificada para iOS. Al cortar los trozos de video en sí no hubo problema, sino con el book trailer. Yo quería incluir texto dentro de una escena en movimiento, lo que en iMovie solo se podía hacer con unas pocas plantillas, que no tenían nada que ver con mi concepto. En cambio, la aplicación Pinnacle Studio me daba más opciones y me permitió hacer lo que deseaba.

Sin embargo, la secuencia en la que se muestra el iPad con la portada de la novela fue armada a través de diapositivas animadas en PowerPoint 2010 y guardadas como video. Los videos creados de esta manera estaban en formato WMV (Windows Media Video) y yo los necesitaba en MOV (QuickTime Movie), para editarlos en el iPad; así que debí convertirlos por medio del programa Apowersoft Free Online Video Converter, todo lo cual funcionó muy bien.

Pinnacle Studio_book trailer Fantasía y fuga

Book trailer de Fantasía y fuga en Pinnacle Studio para iPad

Limitaciones en la creación del eBook

Cuando hice las primeras pruebas del libro enriquecido con Adobe Acrobat Pro, solo quería saber si la experiencia de leer y escuchar música al mismo tiempo era técnicamente posible y si funcionaba para mis lectores beta. Realmente, no tenía la intención de maquetar el libro entero así, sino distribuirlo por la Apple Store y por Amazon, en formatos ePub y mobi. La pregunta era cómo crear ambos tipos de archivo.

En verano de 2012 había revisado las instrucciones para la publicación en Amazon vigentes para ese momento. Allí leí acerca de las distintas posibilidades de conversión de archivos al formato mobi, entre ellas KindleGen, el complemento de Kindle para Adobe InDesign y las conversiones automáticas a través de Amazon KDP (que incluye la de los archivos de Word). Además, encontré las etiquetas necesarias para integrar audio y video al eBook, y quedé tranquilísima porque ya tenía la confirmación de que cualquiera podía agregar ese contenido a su libro electrónico.

Adobe InDesign con Kindle plugin

Al instalar el complemento de Kindle, aparece en Adobe InDesign la opción de exportar un libro al formato mobi (pero dicho complemento carece de soporte para audio y video)

Cuando me puse manos a la obra, me di cuenta de que no había leído con cuidado esa guía y ni siquiera había tenido la precaución de hacer unas pruebas de subida de archivo con Amazon KDP o KindleGen. Esas etiquetas de audio y video debían emplearse al producir un eBook en HTML. No tenían nada que ver con la conversión de Amazon KDP, que de hecho no aceptaba libros enriquecidos. De haberlo permitido tampoco habría funcionado porque el tamaño máximo de subida de archivos es 50 MB y el contenido multimedia de Fantasía y fuga sumaba más de 200 MB.

Otros programas usados con frecuencia para la edición de eBooks, como Calibre y Sigil, no trabajaban con libros que contuvieran audio y video, así que por allí también estaba cerrado el camino. Otra alternativa consistía en iBooks Author, el programa de publicación de Apple. Viendo los requisitos, noté que tampoco me convenía: había que sacar un número de impuesto de los EE.UU. (EIN o ITIN) para vender el eBook y hacer la edición en una Mac (que no tengo). Aunque la descripción del programa señala que iBooks Author permite la inserción de audio y video, no me quedaba claro el procedimiento. Habría hecho la prueba si la carencia de una Mac no me hubiera limitado.

Dilema en cuanto al formato electrónico

Entonces, me di cuenta de que toda esa facilidad que le atribuía a la creación de un libro electrónico enriquecido era una fantasía y no tenía la opción de una fuga porque ya había anunciado en mi blog Helvetia Hispánica que el lanzamiento del libro se haría para el 15 de diciembre de 2012. Conversando con las personas que colaboraron conmigo, surgieron las siguientes recomendaciones:

  1. Lanzar la novela como un eBook de solo texto, que se podía convertir de Word directamente por Amazon KDP. Era lo más fácil y en Internet se podía conseguir mucha ayuda en línea acerca de la forma de maquetar un libro para esa plataforma. Eso hubiera destinado a la basura todo el trabajo de búsqueda de piezas musicales, compra de licencias y la producción de los videos, aparte de que me hubiera hecho quedar mal ante mis lectores porque en Helvetia Hispánica había dicho también que Fantasía y fuga sería un libro enriquecido. Casi prefería no lanzar la novela si esta era la solución. Como sabrán, tomé una actitud similar con respecto a la presentación.
  2. Acudir a una empresa externa que montara mi libro como enhanced eBook. Busqué varias alternativas. Algunas ofrecían paquetes de producción y distribución, como Vook y BookBaby; otras solo la producción del archivo. Nada bajaba de 200 dólares por el servicio, lo que implicaba aumentar los gastos y el número de ventas necesario para alcanzar el retorno de inversión. No era lo ideal porque yo misma quería trabajar en la producción de mi libro. Me sentía capaz de hacerlo con las instrucciones adecuadas porque siempre me ha gustado aprender programas informáticos. Además, para esas alturas, la estrategia hubiera implicado atrasarme con la fecha de lanzamiento. No me entusiasmaba la opción, pero no la descarté de plano.
  3. Continuar el trabajo con Adobe InDesign (programa de maquetación de publicaciones digitales e impresas), pero retrasar el lanzamiento. Lo malo es que semejante retraso hubiera sido de al menos un mes, en medio de un viaje a Venezuela y las festividades navideñas. No pretendía sacrificar el tiempo de dedicación a mi familia, aparte de que un retraso tan largo en el lanzamiento hubiera dado una impresión muy poco seria en cuanto a mi trabajo. Descartado.
  4. Crear un PDF interactivo. Aunque no era mi intención maquetar el libro entero así, ya sabía cómo hacerlo y tenía la certeza de que funcionaba. No me animaba tanto porque sé que mucha gente detesta leer libros en la computadora y el PDF carece de las ventajas de otros formatos de eBook, como el texto fluido. Además, esta clase de archivo estaría restringido a la lectura en PC y únicamente con la instalación de Adobe Reader X o posterior. La versión IX lo abría, pero había problemas con la música; en la VIII y anteriores no funcionaba. Algunas aplicaciones de tabletas permitían ver el archivo sin  reproducción del contenido multimedia, lo cual sucedía también con otros programas lectores de PDF. El cerco se iba cerrando cada vez más. Eso quería decir que mi libro electrónico enriquecido iba a estar muy limitado en cuanto a dispositivos de lectura. No obstante, me pareció la opción con la que mejor podría vivir.
capítulo 1 Fantasía y fuga primera versión PDF

Primera versión PDF de Fantasía y fuga, creada con Adobe Acrobat Pro

Viéndolo en retrospectiva debo admitir que la opción de sacar una versión de solo texto de la novela no era nada descabellada y, de hecho, la gran mayoría de los libros electrónicos enriquecidos tienen versiones de solo texto. Lo único es que quise resaltar mi propuesta artística y evitar la impresión de que la versión enriquecida se trataba de un anexo o una edición de lujo para fans. Probablemente, hubiera podido lanzar la novela el 15 de diciembre de 2012 como lo tenía planeado porque gran parte del tiempo dedicado al eBook durante esa semana terrible se me fue cambiando el tamaño de los videos y configurando E‑junkie, la plataforma de venta, cosa que no hubiera tenido que hacer si me hubiera puesto a trabajar con Amazon KDP.

Maquetación del eBook

Una vez decidida la creación de un PDF interactivo, me puse manos a la obra. Adobe Acrobat Pro (programa de creación y edición de PDF) me lo ponía realmente fácil. Tan solo había que maquetar el archivo de Word como quería que se viese, dejando espacio para los recuadros de reproducción de música y video; luego, convertirlo a PDF por medio del mismo Acrobat Pro y pasar a editarlo. Allí tuve que cerciorarme de que todo funcionara bien (la página de índice, los marcadores laterales, los hipervínculos) y luego agregar los elementos multimedia.

Cuando el libro estuvo listo y guardé mi PDF de Fantasía y fuga, me di cuenta de que era un monstruo de archivo, de casi 300 MB. ¿Importaba el tamaño en este mundo digital donde los dispositivos electrónicos cada vez tienen más capacidad de almacenamiento? La respuesta es SÍ, como descubriría dolorosamente más tarde…

Fantasía y fuga en Adobe Acrobat Pro

Versión PDF actual de Fantasía y fuga en Adobe Acrobat Pro

Lista de programas necesarios para la producción del libro enriquecido

Concluyendo, estos fueron los programas informáticos utilizados para hacer de Fantasía y fuga una novela romántica enriquecida con audio y video:

  • MS Word 2003 y 2010, para el manuscrito.
  • Adobe Audition CC, para la edición de audio.
  • Pinnacle Studio, para la edición de video en el iPad.
  • PowerPoint 2010, para sacar videos a partir de diapositivas, necesarios dentro de los book trailers.
  • Apowersoft Free Online Video Converter, para convertir los videos a otros formatos.
  • Adobe Acrobat XI Pro, para editar la versión PDF de Fantasía y fuga.
  • Adobe InDesign CS6, para crear la versión ePub.
  • Notepad++, para editar en HTML el ePub generado por InDesign.

Estos dos últimos programas entraron en juego después del lanzamiento oficial de Fantasía y fuga, pero antes de pasar a ese tema contaré la siguiente parte de la aventura: las plataformas de venta. Espérela para el próximo artículo de la serie.