Salvado por la campana, parte II

Cuando estaban en el restaurante, Yanitza y Rodulfo oyeron la sirena de una ambulancia muy cerca de allí.

—¿Qué será eso? ¿Algún accidente? —se preguntó Yanitza.

—No. Acaban de envenenar a una persona aquí mismo, en el restaurante.

Yanitza volvió su cabeza hacia los lados, antes de desplomarse sobre la mesa.

Salvado por la campana_El mito de la segunda parte
Este relato forma parte de El mito de la segunda parte. Segunda edición ampliada, corregida y trastocada.

Comprar en Amazon

Comprar en iBooks Store

Close